CARTA ABIERTA A LOS ESPELEÓLOGOS ANDALUCES (II)

Federico Ramírez Trillo, Jesús J. Cuenca Rodríguez
Ignacio García Carretero, Alfonso Parra Romero
Miguel López Molina

S.E. Mainake - Fuengirola
Publicado en: http://www.geocities.com/CapitolHill/8002/carta1.html

Fecha: 21/10/02
epeleolex@espeleoastur.as

Atrás    PDF


En los últimos años, desde que Ángel Martínez accedió a la Presidencia de la FAE, los espeleólogos andaluces hemos asistido al desmantelamiento de las estructuras federativas y a la paulatina transformación de la FAE en una entidad hueca y carente de contenidos, pero inflada a base de mentiras, prebendas y artimañas basadas en la práctica de una "espeleo-política" encaminada exclusivamente a favorecer las aspiraciones políticas e intereses personales del Presidente.

Dice el refrán que en el país de los ciegos el tuerto es el rey. Pues bien, Ángel Martínez es este personaje, y los espeleólogos andaluces somos los habitantes de ese país. Y cuando Ángel Martínez caiga, nos daremos cuenta de que no era más que un "gigante con los pies de barro". Pero de momento, realmente, los espeleólogos andaluces tienen lo que se merecen.

Desde 1996, la vida federativa ha ido degenerando hasta alcazar unos niveles de sumisión y humillación propios de federaciones "bananeras". Por su parte, Ángel Martínez no ha dudado en mantener una postura de enfrentamiento continuado hacia parte de los miembros de la Asamblea, así como con el cuadro de monitores de la EADE. Probablemente, porque ante los argumentos de ciertos miembros de la Asamblea, no puede adoptar otra postura que la del pataleo por falta de argumentos coherentes para rebatir sus planteamientos.

La Asamblea carece de autoridad para objetar las propuestas del Presidente, a pesar de que son constantes las ilegalidades cometidas por éste y su Junta Directiva, así como los incumplimientos de los acuerdos adoptados y la discriminación, evidente, hacia parte de los miembros de la Asamblea (los que no comulgamos con su forma de llevar la FAE).

También hemos sido testigos de innumerables tropelías hacia la EADE, desde nombrar a un Director que desconoce totalmente su funcionamiento y haber hecho desaparecer su estructura y su cuadro de monitores, dar por válidos cursos que jamás se han llegado a realizar, o nombrar a monitores a dedo. Muchos monitores nos preguntamos qué ha sido de la EADE.

El enfrentamiento con la FEE, desde la Presidencia de la FAE, no es más que otro hecho que se enmarca en un claro contexto político, a niveles mucho más altos que los de una simple federación deportiva, como es el enfrentamiento que mantiene la Junta de Andalucía con el Gobierno Central, y en el cual ni la actividad deportiva se salva. Ángel Martínez no ha sido otra cosa que un simple lacayo, un peón, que por sus interés personal ha antepuesto la política extrafederativa a la práctica de la espeleología y a la defensa de los intereses de la totalidad del colectivo espeleológico andaluz.

También hemos sido testigos del espectáculo bochornoso que dio el Presidente de la FAE, durante el acto de inauguración de la sede de la EADE, en Villaluenga. Sus palabras echaron por tierra la labor de los iniciadores del proyecto, diciendo que el proyecto había comenzado en 1996. Pero lo más grave es que puso en evidencia el vacío de proyecto que existe entorno a dichas instalaciones. Lo único que existe son las ganas de usarlo en beneficio propio (del Presidente y sus acólitos), además de convertirlo en un simple albergue.

De momento, las instalaciones de Villaluenga han servido para anotarse unos cuantos puntos a nivel político y seguir inflando un proyecto federativo carente de contenidos (el famoso Proyecto 2000), pero con un formato que hasta el momento ha sido muy bien "vendido" por parte del Presidente.

Pero ya, las ilegalidades que comete el Presidente rozan el surrealismo y la incoherencia, pues es capaz de impedir las votaciones a los Estamentos de la FEE, en Andalucía; así como convocar a una Asamblea Ordinaria y a otra Extraordinaria, exclusivamente, a parte de los miembros de la Asamblea (sus acólitos).

Por otro lado, los modos que ha usado para justificar esa convocatoria parcial, se pueden calificar perfectamente de fascistas, ya que con todo despecho así lo expuso en la Asamblea ante la extrañeza de algunos asambleístas por la ausencia de buena parte de los miembros de la misma.

Esta reunión de la Asamblea de la FAE se llevó a cabo el pasado día 1 de abril, en Villaluenga del Rosario (Cádiz), y a ella no fueron convocados por expreso deseo del Presidente varios de sus miembros.

Al Presidente le gusta reflexionar y es muy dado a incluir citas, a modo de sentencias, en algunos de los escritos que suscribe. Sin embargo, parece importarle bien poco el contenido de esas citas, pues únicamente se queda con la grandilocuencia de pronunciarlas.

De las últimas citas que ha utilizado llaman la atención cuatro frases, tres del Padre Rodríguez y una de Hippolyte Taine, y son estas:

"Respetemos a nuestra oposición porque es nuestra y es la única que tenemos".

"Que luchen nuestras ideas mientras nosotros dialogamos".

"Democracia significa aceptar lo que no nos gusta si es voluntad de la mayoría".

"No tengáis intolerancia mas que cuando os halléis frente a frente con la intolerancia".

Muchas buenas palabras, mucho envoltorio, en definitiva, muchas formas pero ningún contenido.

No habríamos escrito esta carta, si no pensáramos que, aún, el colectivo espeleológico andaluz puede salir de esa ceguera que parece haber contraído, y que todavía puede haber tiempo para una reacción y un cambio que devuelva el control de la FAE a los espeleólogos y no a personajillos interesados y mezquinos que sólo emplean argucias políticas barriobajeras para conseguir exclusivamente su promoción personal. Tampoco escribiríamos esta carta si no pensáramos que se ha alcanzado tal grado de discriminación y desprecio absoluto hacia la legislación vigente y la normativa de la FAE, que se deberían plantear acciones de denuncia ante los organismos pertinentes (Dirección General de Deportes, Consejo Superior de Deportes).

Si no se le paran los pies a este personajillo, a la vuelta de pocos años, nos encontraremos que la Espeleología, practicada en el ámbito de estamentos deportivos habrá desaparecido en Andalucía.

Que no se preocupen las nuevas generaciones de espeleólogos andaluces, pues nunca van a tener interferencias por parte de los que podemos denominar "los enemigos actuales de la FAE", según palabras de Ángel Martínez.

Nosotros ya cumplimos nuestra misión. Lo hicimos lo mejor que supimos y pudimos en cada una de las etapas en que nos tocó estar al frente de los diferentes estamentos de la FAE. De hecho, somos los únicos que hemos intentado mantener, hasta el momento, una oposición a los desmanes promovidos por el Presidente.

Fuengirola, 12 de abril de 2000.

Los miembros de la Asamblea de la FAE abajo firmantes, suscriben los dicho anteriormente.

Ninguno de ellos fue citado para asistir a la reunión de Asamblea citada.

Asambleista                                        Estamento                 DNI

Federico Ramírez Trillo                         Deportistas                24762710

Jesús J. Cuenca Rodríguez                  Técnicos                    27376734

S.E. MAINAKE                                    Clubes                      ---

Ignacio García Carretero                       Deportistas                27381645

G.E.S. de Estepona                             Clubes                      ---

Alfonso Parra Romero                          Técnicos                    31632895

Miguel López Molina                            Técnicos                    24131811


Arriba    Atrás    PDF